Blogia
DESARROLLO

SECRETOS DEL CORAZÓN

SECRETOS DEL CORAZÓN

La historia se encuadra en la España de los años 60, en una pequeña ciudad del Norte de España, Navarra. El protagonista es Javi, un niño de nueve años. Este se enfrenta a la realidad, a una realidad que solo sabe entenderla dando explicaciones mágicas, llenas de fantasía y misterio. Javi vive en la capital con dos tías solteras para acidar a un “buen colegio católico”. Su padre ha muerto y su madre vive en el pueblo en la casa de su marido muerto, con el padre y el hermano de éste.

Junto con su amigo Carlos va descubriendo la realidad, pero ahí esta su hermano mayor para llenarlo todo de miedos y supersticiones. Javi no ve más allá de las explicaciones de su hermano Juan. Este anima a Javi a buscar explicación a todas las preguntas que le plantea, pero solo le va dando pistas de lo que debe ir buscando, nunca le resuelve las dudas directamente. Juan le dice a su hermano: "...mi profe de matemáticas cuando te sale un ejercicio mal, te dice... Siga intentándolo, muchacho ... Que lo que mejor se aprende es lo que descubre uno mismo. Así que ya sabes...". Le hace creer que en un viejo caserón situado a las afueras de la ciudad hubo un crimen pasional y las voces de los muertos se pueden escuchar en el sótano de la casa. “El misterio que rodea este caserón deshabitado es el inicio de una búsqueda, de un aprendizaje, que muestra, a través de la mirada de Javi, el miedo y la fascinación hacia lo desconocido”. Esto es lo que dice el argumento de la película, pero el verdadero aprendizaje se da cuando el niño se enfrenta a lo desconocido, como dice su hermano “buscando por su cuenta las respuestas, ya que es la mejor manera de aprender”. Su hermano le hace creer que, en la casa del pueblo donde murió su padre, puede escucharle si se sienta en la silla en la que encontraron muerto. En ella “puede escuchar la voz de su padre porque los muertos gritan para librarse de sus secretos”. La pasión, la muerte, el amor, el sexo, la religión…son temas que aborda el personaje principal. Pero estos temas los trata desde una óptica infantil. 

La historia nos muestra el proceso de maduración, de cambio que sufre el niño. Estos cambios están influenciados por el entorno, por el contexto que rodea al niño, por el modo de vida, su situación personal, la pérdida de su padre, su entorno afectivo, la visión de la realidad de los que le rodean: hermano, madre, tías, abuelo, amigos. Esta transición, desde la óptica de Piaget, podemos encuadrarla en dos etapas: Pre-operacional y Operaciones Concretas. La primera tiene lugar aproximadamente entre los 2 y los 7 años de edad. Los procesos característicos de esta etapa son el juego simbólico, la centración, la intuición, el egocentrismo, la yuxtaposición y la irreversibilidad (inhabilidad para la conservación de propiedades). En esta etapa el niño da una respuesta mágica a todo lo que le rodea. Esta etapa desemboca en una siguiente que abarca de los 7 a los 11 años. En esta segunda etapa se hace referencia a las operaciones lógicas usadas para la resolución de problemas. El niño en esta fase o estadio es capaz de usar los símbolos de un modo lógico y, a través de la capacidad de conservar, llegar a generalizaciones atinadas. La transición en el protagonista de esta historia finaliza cuando comienza a dar respuesta a su realidad de una manera mas madura, basada en la observación, en procesos inductivos. Descubre quien es su padre, los gritos de la casa abandonada, acepta la muerte, porque se consume una simple vela, cómo murió su padre realmente… Y finalmente, “cruza el río”. La escena en la que el niño cruza el río pone de manifiesto el cambio definitivo en este personaje.

La escena del río se muestra a lo largo de la película para poner de manifiesto todo lo relacionado con los adultos, con las pasiones, con lo prohibido. En esta escena el niño sale corriendo y cruza el río siguiendo a su tía que huye tras un gran amor, huye hacia lo prohibido. El niño al principio cruza el río piedra a piedra, con miedo y angustias, como el veía el mundo antes. Pero poco a poco, su actitud va cambiando, va mas firme y seguro. Sobre todo porque sabe que al otro lado solo está su tía. No hay nada malo, ni nada prohibido, esta esperando alguien que le quiere. El niño corre sin juzgar al que cruza al otro lado. Ya se siente preparado para hacerlo y tras despedirse de su tía, vuelve tranquilo y seguro, metido en una nueva piel, mas serena y madura. Ahora esta preparado para seguir creciendo y dar una nueva respuesta a lo que le rodea, alejada de miedos y fantasías.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

Alejandro -

Hola

Buena descripción, síntesis e integración. ¿Viste la discusión en el foro?

Por si quieres ir apliando. Ah y puedes mirar el blog de Carmen Calleja así como el de Inma Cabellos, son también interesantes y similares por los temas que has ido tocando.

Un saludo

Alejandro
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres