Blogia
DESARROLLO

EL PRINCIPITO de Antoine de Saint-Exupéry

EL PRINCIPITO de Antoine de Saint-Exupéry

He vuelto a leer  “El Principito”. La primera vez tenía siete u ocho años. Ahora estoy a punto de cumplir treinta y uno y mi visión ha cambiado bastante. Ahora me siento mas identificada con el narrador. Cuando era niña yo era ese principito. Pensaba que los mayores no entendían lo que yo hacia ni lo que decía. Ahora me veo sin tiempo para nada, para nada importante para un niño. Todo lo que hago son cosas importantes, cosas serias de adultos, no tengo tiempo ni para poder “perderlo”.

Después de leer el libro por segunda vez (ya siendo una adulta más) he encontrado algunos temas relacionado con la Psicología del Desarrollo. Por ejemplo, el tema del Apego.Uno de los planetas que visita el principito conoce a un zorro. En sus conversaciones el zorro pide que le domestique, es decir, que cree lazos de unión entre él y el Principito. Estos lazos le harán especial del resto de los niños, tendrán necesidad el uno del otro. Le dice que para crear estos lazos hay que ser pacientes, sus vidas se llenaran de sol, no sabrán estar el uno sin el otro. Estos lazos los identifico con el apego definidos por Bowlby como “tendencia de los seres vivos a crear lazos con sus cuidadores”.

El objeto de estudio de Bowlby es describir y explicar por qué los niños se convierten en personas emocionalmente apegadas a sus primeros cuidadores, así como los efectos emocionales que resultan de la separación intentando explicar el lazo emocional del hijo con la madre. Como la relación que pretende crear el zorro con el Principito, una unión, unos lazos, un vínculo que les hace especiales, ser distintos a los demas y únicos por si mismos.El zorro dice: “solo se conocen las cosas que se domestican, los hombres ya no tienen tiempo de conocer nada. Compran todo hecho a los mercaderes….”

Y me pregunto, ¿llegara el día que compremos la forma de relacionarnos con los demás, de crear esos vínculos, de domesticarnos?

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

2 comentarios

Sol -

Bueeno... no era mi intención entrometerme, pero ahí queda este comentario: espero que ayude a vincular contenidos entre asignaturas...

Un saludo
Sol
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Sol -

Has comprendido bien la teoría del apego, lo esencial para comprender el comportamiento humano, infantil y en la adultez.
El sano y el patológico.

Por esta razón puedes y debes delimitar -y ahora me traigo a nuestra asinatura tu comentario- el papel de la familia y el de la escuela en el desarrollo emocional de los niños y los jóvenes. Y no confundirlos. Saber qué lugar ocupa cada cuál: qué significa tratar con afecto a un alumno, en la medida en que no hay aprendizajes en frío -¿"cold cognition"?-, sino que, para que estos sean posibles, han de hacerse en procesos permeados por las emociones (éstas también, tan humanas...): lo que sin duda existe, "hot cognition"

Y que esto no significa "adoptar" a nuestros alumnos y alumnas, sino mostrarles cuánto nos importa su aprendizaje...

Un saludo cordial
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres